Blog McSoft

¿Por qué renovar Windows XP?

¿Eres uno de los muchos que aún utiliza Windows XP? Si la respuesta es sí, tienes un problema, porque este sistema operativo ha dejado recibir soporte por parte de Microsoft y ha  pasado a quedar en el ataúd la versión más longeva de la historia de Windows.

Ante tal hecho migrar hacia otra plataforma es algo que todo el mundo sin excepción debería hacer. A continuación te explicamos por qué es imprescindible abandonar Windows XP y cómo lograrlo sin morir en el intento junto a varias consideraciones a tener en cuenta y tareas vitales a realizar antes de mudar.
 
Por qué es importante abandonar Windows XP
 
Desde 2008 se viene anunciando la muerte de Windows XP, pero un gran número de personas se resisten a abandonarlo porque, como tú, ni les apetece, ni saben lo que deben hacer ni son conscientes de la importancia de migrar, les da miedo… o una combinación de todos los factores.
 
Podemos dar muchos argumentos que justifican el abandonar Windows XP, de entre los que destacan los siguientes: uno, si utilizas Windows para trabajar, hacerlo con XP supone una pérdida de tiempo –y, por extensión, de dinero– ya que las versiones del sistema operativo superiores han mejorado mucho y en muchos aspectos. Dos, todos los programas y periféricos están dejando de funcionar con Windows XP. Tres, es fácil que te encuentres con problemas al intentar ejecutar diversos tipos de archivos. Cuatro, y la más importante, las posibilidades de que se te cuelen virus –si no los tienes ya– son muy altas.
 
Así que esto no va de obsolescencia programada. Dejar de utilizar Windows XP es pura sensatez y aunque tengas que comprar nuevo equipo o sudes algo al migrar, a todas luces merece la pena.
 
¿A qué sistema operativo migrar?
 
Dando por hecho que te hemos convencido, la siguiente cuestión obvia es a qué sistema operativo migrar. Existen unas cuantas opciones y principalmente cinco: Linux, Mac OS X, Windows 7, Windows 8, Windows 10.
 
La primera, Linux, mejor olvidarla, ya que al venir de un entorno Windows te encontrarás como un burro en una cacharrería y sufrirás problemas de instalación, incompatibilidad de aplicaciones, etc. La segunda, Mac OS X, es muy interesante, pero no está disponible para instalar en equipos genéricos. Sólo nos quedan la versión 7, la 8 y la 10 del sistema de las ventanas, y, entre las tress, te recomendamos la 7, ya que el cambio no será tan brusco como si saltaras a Windows 8 o a 10. Además una vez instalado Windows 7 pasar al 10 es muy fácil y ambos sistemas tienen compatibilidad total.
 
En este punto también es interesante que valores si ha llegado el momento de renovar tu equipo. En caso de que sea muy antiguo, aunque soporte las últimas versiones de Windows, quizá merezca la pena; te quitarás dolores de cabeza y tu experiencia y rendimiento mejorarán. Otra opción, sobre todo pensando en el ocio, pasa por adquirir algún otro dispositivo complementario al PC como una tableta, solución que no te evitará mudar de SO aunque sí disminuir tu dependencia de él y consumir contenidos audiovisuales o de cualquier otro tipo (como juegos) con una mejor experiencia de usuario.
 
Consideraciones y tareas imprescindibles antes de instalar Windows 7
 
Suponiendo que hayas optado por la mudanza en vez de otras opciones, antes de saltar de Windows XP a 7 debes tener en cuenta varias cosas y disponer de cierto material.
 
Lo primero de todo es averiguar si tu equipo es compatible con Windows 7 o no. Debe contar mínimo con las siguientes especificaciones técnicas: Procesador de 1 GHz o más rápido, 1 GB de RAM o más, 16 GB de espacio libre en disco, tarjeta gráfico con procesador gráfico DirectX 9 o superior y lector de DVD.
 
¿Las tiene? Bien, pero aún así descarga, instala y ejecuta el Asesor de actualizaciones de Windows 7 de Microsoft. El programa analizará todo el equipo en busca de posibles problemas de hardware, periféricos o programas que puedan afectar a la instalación del sistema operativo. Una vez termine el análisis te devolverá un informe y si detecta problemas indicará cuáles y recomendaciones para solucionarlos.
 
Hecho eso, vamos con el material que necesitarás. Lo primero, una unidad de disco duro externa (puede ser un pincho USB o disco duro) que servirá para pasar a ella tus fotos, vídeos, música y demás archivos junto a las configuraciones de la cuenta de usuario. Lo segundo, los discos de instalación, y aquí la cosa se complica un poco.
 
Microsoft tiene la mala costumbre de lanzar tropecientas versiones diferentes de cada sistema operativo, a su vez divididas cada una en otras cuatro subediciones, completas o Full de 32 o 64 bits y para actualización o Upgrade de 32 o 64 bits (el asesor de actualizaciones te avisará si tu equipo puede ejecutar la versión de 64 bits y si no es que sólo soporta la de 32) .
 
En el caso de Windows 7 a nivel usuario tenemos Home Premium, Home Premium M, Professional, Professional N, Ultimate y Ultimate N. De entre todas las posibilidades te recomendamos que adquieras Windows 7 Professional "Full" o Home Premium "Full de 32 bits (si el equipo soporta las de 64 bits puedes hacerte con esas pero comprar la edición completa de cualquiera de los dos no es opcional ya que al pasar de XP a Windows 7 no queda otra que hacer una instalación desde cero y esto sólo lo permiten las full). Encontrar justo la que quieres/necesitas para comprar por Internet está complicado, lo más fácil es acercarse hasta alguna tienda y pedir lo que estás buscando.
 
Otras tareas vitales previas a la instalación
 
Ya sólo queda una cosa por hacer antes de meternos en harina con la pura instalación: respaldar la información de la cuenta de usuario y todos los archivos que quieras guardar.
 
Esto siempre es recomendable hacerlo, y ante la mudanza de XP a 7 obligatorio ya que como decíamos para actualizar un equipo del primero al segundo, sólo podemos realizar una instalación "limpia". O sea, que en el proceso toda la información del ordenador, incluidos archivos personales, programas y valores de configuración, será eliminada.
 
No te recomendamos aún pasar a Windows 10, debido a que su lanzamiento fue hace muy poco, por esto aún falta que depuren algunas opciones y seguramente como es de costumbre de Microsoft nos llenará de actualizaciones para corregir problemas, antes de tener una versión realmente estable en nuestras manos. Windows 7 es una podera herramienta, totalmente probada, diría que una de las más estables.

» Volver a página principal del Blog

Partners y Apoyo

Redes sociales

    

JoomShaper